Skip to content

Peleando vía web

diciembre 10, 2008

Hace unos días despotrique vía comentario en blog contra alguien, a quien considero cercano, no somos amigos, pero tenemos cariños en común.

Sin desmentir lo que dije, pues afirmo y reafirmo cada palabra. reflexiono acerca de qué esperamos y que recibimos de esta exposición. Si bien puede que nadie lea tu página, es más, es posible que nadie lea estas mismas líneas, también es posible que lo hagan miles de personas, básicamente, es posible que la lean todas las personas que entiendan mas o menos el español.

¿Qué puedo esperar de esas lecturas? no es cierto también que si esta exposición la planteo pública y además entrego la posibilidad de hacer comentarios, debo “apechugar” con las opiniones emitidas en ellos? Convengamos en que, si no todos, la mayoría de los blogs nos entregan las herramientas para hacer más o menos confidenciales nuestras publicaciones, así como restringir y revisar la publicación de comentarios en éstas.

Al hacer público incluso este comentario, estoy abriendo la puerta a leer tu opinión, para lo cuál exijo respeto y un vocabulario decente, pero leerla, no cerrar de un portazo el portón que abrí y que algunos pretenden cerrar cuando una persona se muestra en desacuerdo con sus opiniones.

 

También depende de cómo te ves al espejo...

Anuncios
One Comment leave one →
  1. diciembre 23, 2008 1:26 pm

    Maude:
    Es cierto, es verdad, sí, te quiero mucho y de todos los comentarios que han llegado este último tiempo, el tuyo ha sido el que caló más profundo.¿Sabes porqué?, porque en tí he confiado desde el principio, aún si no te cuento todo, y siempre me he sentido desnudo de alma frente a tu mirada.
    Hace muchos años, una vez durante la borrachera de fin de año, te abrí mi corazón; no recuerdo mucho de esa noche, pero sí lo que te dije, como lloré desde lo más profundo, y te afirmé algo que ni yo mismo queria admitir de esa forma. Hoy no la tengo, hoy la he perdido y para siempre quedará su recuerdo en mí. Créeme que seria similar el dolor al que tú o mi hermano sentirían si se separaran, si no estuviese el uno por el otro. Imagina eso amplificado por la claridad de saber que han sido tus errores quienes mataron la confianza… Por eso, a pesar de que opino y trato de mostrarme maduro en cuanto a “razón”, dolió tanto el comentario. Y lo peor, te encuentro en perfecta armonía con lo que a veces pienso…
    No sé cuando volveremos a vernos ambos, si te vuelvo a topar o simplemente encontrarnos. Pero quiero que sepas que te agradezco en el alma por todo, creo que en verdad sientes mi dolor, sientes lo que me pasa, y te molesta verme así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: